Ibai Acevedo

Estándar

“Entiendo la foto como un vehículo de mí, una pretensión. En ellas aglutino diarios de abordo e imaginarios, mis ciencias y mis ficciones”.

Ibai Acevedo.

“Me llamo Ibai Acevedo, aparecí en el 84 por Barcelona y soy Fotógrafo”. Así se presenta Ibai Acevedo en su página web, una presentación sencilla para un chico con los pies en la tierra. Ibai es un joven fotógrafo que en muy poco tiempo ha pasado de descubrir su pasión por la fotografía a poder dedicarse profesionalmente a ello. Es un fotógrafo ligado a la era digital, participativo y activo en Internet y en varias redes sociales.

2906475973_79e4904360_o

Su formación comenzó como diseñador gráfico, nunca ha estudiado fotografía, pero su inquietud y su saturación en el campo del diseño lo llevaron a probar suerte detrás del objetivo y se convirtió en un fotógrafo autodidacta. “Hará cosa de cuatro años y pico empecé a saturarme un poco del tema del diseño y me puse a trastear una D80 que de rebote cayó en mis manos. Esa especie de transición de disciplinas duro unos dos o tres meses, hasta que decidí dejar definitivamente el estudio en el que trabajaba para volcarme en la foto”.

Afirma que su incursión en el mundo profesional de la fotografía fue algo natural, parte del proceso de aprendizaje. Con su cámara comenzó a sacar fotografías y con la publicación de estas fotografías llegaron los primeros clientes. No tiene límites a la hora de realizar un trabajo, no se especializa en ningún tipo de fotografía, “lo que me condiciona un poco es la felicidad al trabajar, son las circunstancias y condiciones con las que tienes que lidiar. Unas veces tienes tiempo para preparar todo, tienes gran comunicación e implicación con todas las personas. Hagas publi, catálogos, bodegones o bautizos y comuniones. Otras veces, desgraciadamente “hay demasiada prisa”.

Su trabajo es original, lleno de imaginación, creando escenas y momentos mágicos, que se mueven entre la realidad y la ficción. Posee un gran manejo de la luz para lograr esas imágenes intimistas que tienen su sello personal. Sus imágenes, como él mismo define, poseen un estilo efectista a caballo entre realidades y ficciones. Y su versatilidad a la hora de generar atmósferas intimistas con el manejo de la luz y el color, ha dado lugar a un trabajo cercano al pictorialismo fotográfico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes:
http://ibaiacevedo.com/
http://www.flickr.com/photos/miabuelanoloentiende
http://www.xatakafoto.com/entrevistas/ibai-acevedo-hacer-fotos-es-un-ejercicio-personal
http://www.doze-mag.com/fotografia/2024-ibai-acevedo.html

Chema Madoz

Estándar

“Intento acercarme a los objetos sin una idea preconcebida. Verlos como si fuera la primera vez que me enfrento a ellos. Generalmente el problema que tenemos es que en el momento en que damos algo por sabido, dejamos de prestarle atención, y curiosamente todo aquello que nos rodea posee un misterio que a veces ni tan siquiera somos capaces de sospechar”.

Chema Madoz.

José María Rodríguez Madoz (Chema Madoz) nació en Madrid en 1958. Cursó la carrera de Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid, estudios que simultaneó con otros de fotografía en el Centro de Enseñanza de la Imagen. En 1985 tuvo lugar su primera exposición individual en la Real Sociedad Fotográfica de Madrid. A partir de entonces comenzó una carrera impecable. Premio Kodak (1991); Premio Nacional de Fotografía (2000), Premio Higasikawa, Overseas Photographer en Japón (2000) Premio Bartolomé Ros Photo en España (2011) y Autor Destacado de la Bienal de Houston, Fotofest- (2000)

1986+rafael-sanz-lobato-Chema Madoz

A lo largo de su vida ha expuesto individualmente, entre otros, en el Museo de Bellas Artes de Caracas. Chateau D´eau de Toulousse, en el CGAC de Santiago de Compostela, en el Museo de Bellas Artes de Buenos Aires, en el Museo de Bellas Artes de Caracas, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en 1999-2000, Instituto Cervantes de Manila, Estocolmo y Tokio, CCBB de Río de Janeiro, Museo Angewandtekunst de Frankfurt, Netherland Photomuseum de Rotterdam, Hermitage Museum de Kazán, Rusia, Multimedia Art Museum de Moscú, Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Santiago de Chile. Y en diferentes galerias cómo: Galeria Moriarty, Madrid. Galeria Joan Prats, Barcelona. Lisa Sette Gallery, Arizona. DNB Gallery, Texas,Yossi Millo Gallery, New York. Galerie Esther Woerdehoof, Paris, Galería OMR, D.F Méjico.

El Ministerio de Cultura de España organizó una exposición, en las salas de La Fundación Telefónica de Madrid, que recoge los últimos cinco años de su producción. Chema Madoz 2000-2006. De forma colectiva ha participado con diferentes galerias en ferias cómo Arco en España, Armory Show en Nueva York o Paris Photo, en Francia. Su obra se encuentra en colecciones cómo El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. El IVAM. Centro Galego de Arte Contempráneo CGAC. Museo Marugame Hirai. Museum of Fine Arts de Houston. Saastamoinen Foundation Art Collection, Helsinki o en el Centre Pompidou. Paris y Colección Hermés de Paris. También ha publicado varios libros que recogen su trabajo.

Su forma de fotografiar destaca por su imaginación y originalidad. Aunque en algunas de sus primeras obras aparecían seres humanos, desde los noventa, Chema Madoz ha centrado su trabajo en la fotografía de objetos cotidianos a los que modifica o acentúa alguna cualidad. Sobre estos, el fotógrafo comentaba en una entrevista: “la desaparición de los personajes de mis fotografías forma parte del propio proceso de creación. He venido intentando a lo largo del tiempo, construir imágenes con los mínimos elementos posibles y en ese trayecto la persona fue desapareciendo poco a poco. El hombre no tiene  cabida, pero digamos que si aparece. En la medida de que todo gira en torno a  él. Él es el creador y el usuario de todos esos objetos que aparecen en las  imágenes y finalmente como espectador es el receptor e intérprete de las imágenes. Está por todos los lados, simplemente no aparece su imagen”. Sus fotografías son tomadas en blanco y negro y tienen un aspecto minimalista, se cuida la estética hasta el más mínimo detalle y son, en su mayoría planos detalle o primeros planos.

Son muchos los que califican su trabajo como “poesía visual”. Él mismo se define como un escultor que trabaja desde el punto de vista de un fotógrafo y utiliza la fotografía como registro de la memoria. En su obra aporta a los objetos nuevos significados que a simple vista permanecen ocultos, los descontextualiza para crear metáforas fotográficas, juegos visuales, que sorprenden y provocan al espectador. Partiendo de la  apariencia habitual revela una nueva interpretación que nos remite a una asociación inesperada. Chema Madoz cuestiona la realidad, invita a la observación y la reflexión y nos hace descubrir la poesía que emana de cada objeto sometiéndolo simplemente a ligeras transformaciones y alejándolo de su función habitual, modifica el contexto de su uso y altera la percepción de la realidad. Es un ilusionista.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes:
http://www.chemamadoz.com/autor.html
http://www.culturainquieta.com/es/festival/item/2388-chema-madoz.html
http://www.fotogenio.net/ponente.php?id=43
http://www.ilusionario.es/CONTEMPOR/madoz.htm
http://boek861.com/proyectos_rec/pry/0%20CH%20M%20F%20F.pdf

Cristina García Rodero

Estándar

“En el mirar está el sentir, está el interrogar, el profundizar. Una cosa es ver y otra es mirar. Cuando salgo a la calle no veo nada; sin embargo, cuando cojo la cámara suceden muchas cosas, porque hay una voluntad de ver, de mirar. Y si miras, suceden cosas. Fotografiar es querer ver. Querer ver con sentimiento” 

Cristina García Rodero

De sangre manchega, Cristina García Rodero nació el 14 de octubre de 1949 en Puertollano, Ciudad Real. Su pasión por la fotografía comenzó a los once años, cuando empezó a intentar conocer el funcionamiento de la cámara fotográfica que había en su casa. En 1968 se trasladó a Madrid para estudiar en la Facultad de Bellas Artes de San Fernando, en la Universidad complutense de Madrid, logrando licenciarse en pintura en 1972. Durante su estancia en Florencia, en 1973, concibe su trabajo sobre España y es la beca de Artes Plásticas de la Fundación Juan March la que le da la oportunidad para lo que será su trabajo de investigación fotográfica más reconocido y el comienzo de una gran trayectoria profesional envidiable, centrada en el comportamiento humano a través de sus ritos, tradiciones y celebraciones religiosas o paganas. “Mi estancia en Florencia tuvo muchas consecuencias, porque iba a aprender y no aprendía, y eso me produjo una gran desazón. Era muy joven e inexperta, creía que iba a ir a una buena escuela y la desesperación de ver que no aprendía nada me impulsó a salir a la calle a fotografiar, me hizo meterme en las huelgas, que en Italia eran casi todos los días y aunque ellos decían que eran peligrosas, para mí eran suaves comparadas con las de Madrid. Me hizo también tener mucha añoranza de España y pensar “con todo lo que yo podría hacer en España”, entonces pedí una beca a la Fundación Juan March y me la concedieron. Esa beca fue la que cambió mi vida, porque la pedí para un trabajo general, pero cuando conocí lo que eran nuestras fiestas populares, decidí que era lo que quería hacer”.

Crsitina-García-Rodero-para-Jot-Down-33

En 1974 inicia su labor pedagógica en la escuela de Arte y Diseño de Madrid, donde obtuvo la cátedra de fotografía en 1985 y trabajó como profesora de fotografía en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Madrid desde 1983 al 2005. Más tarde comienza a impartir talleres y conferencias en Europa y América. Con la cuantía de la beca de la Fundación Juan March, lleva a cabo su primer trabajo, centrado la tarea de fotografiar costumbres y fiestas por toda España, mostrando parte de la esencia de nuestra cultura, un pasado cada vez mas olvidado, negado o ignorado.

Con su primera publicación en 1989 “España Oculta” obtiene el premio a la mejor publicación en el XX Encuentro de Fotografía de Arlés, el premio Kodak al Mejor libro en Sttutgart, y con ello el reconocimiento internacional. Le es concedido en 1990 el Premio W. Eugene Smith de Fotografía Humanista en Nueva York y el premio Dr. Erich Salomón en Colonia. Seleccionada por la revista Life entre los mejores fotógrafos del mundo en su publicación Colectors Edition Life. The world’s best photographs 1980-1990. Nueva York. En 1992 el Centro Getty de Historia de Artes y Humanidades de Los Ángeles le compra 6.000 fotografías catalogadas para su consulta y estudio público. En 1993 se alza con el Primer premio World Press Photo en la categoría de Arte. En 1996 el Ministerio de Cultura le concede el Premio Nacional de Fotografía,y en el año 2000 la Fundación Conde de Godó de Barcelona le otorga el Premio de Fotoperiodismo y en Madrid, el Premio Bartolomé Ros de Photoespaña a la mejor trayectoria Fotográfica.

En el 2001 la sociedad geográfica Española la reconoce con el premio “Imagen 2001” por su trayectoria profesional y por el conjunto de su obra fotográfica y el Premio de excelencia de La Vanguardia “The best of newspaper design 2001” en la categoría Fotoperiodismo. El ministerio de Cultura en el 2005 le concede la medalla de oro al Mérito en las Bellas Artes y en el 2006 obtiene el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid. Premio Alfonso Sánchez de Periodismo Gráfico de la Asociación de Periodistas Gráficos Europeos,Madrid 2007 y en el 2008 el premio de las Artes y de la Ciencia Castellano-Manchegos del Mundo (Premio Artes Plásticas). Desde el año 1990 comienza a trabajar con la agencia Vu en Paris y en el 2005 entra en la Agencia Magnum convirtiéndose en el 2009 en miembro de pleno derecho y el primer fotógrafo español que entra esta prestigiosa agencia. En el 2013, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando la elige como Académica Numeraria para la Sección de Nuevas Artes de la Imagen.

Ha expuesto, entre muchos otros, en museos como el MOMA, Contemporary Art Center de New York, en el Centro Georges Pompidou de Paris;  en el Museo del Prado y  el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid, en el  International Center of Photography de Nueva York; en el Metropolitan Museum of Photography de Tokio; o en el Musée Nicéphore de Niepce, en Francia.

Su obra manifiesta su interés por el comportamiento humano, intentando comprender al hombre y lo que lo conforma: su espiritualidad y su cuerpo. Trata temas como las dualidades de la vida y de sus contradicciones: religioso-pagano, natural-sobrenatural, vida-muerte, placer-dolor, guerra-paz, cuidad-campo, nuevo-viejo, tierra-agua, hombres-dioses, espíritus-tierra, zambulléndose en las tradiciones y ritos que han sobrevivido durante siglos e investigando las nuevas creencias y manifestaciones, fruto de los cambios económicos y políticos, de las necesidades actuales y de los conflictos sociales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes:
http://www.jotdown.es/2013/07/cristina-garcia-rodero-cuando-salgo-a-la-calle-no-veo-nada-sin-embargo-cuando-cojo-la-camara-suceden-muchas-cosas/
http://es.wikipedia.org/wiki/Cristina_Garc%C3%ADa_Rodero
http://www.librodenotas.com/almacen/Archivos/003804.html
http://www.fotogenio.net/ponente.php?id=81